25 mar. 2012

Poesias

Antes era lo que no era

y sentía la incoherencia

calculaba la diferencia

y estimaba el error.


Rompí esas cadenas

encontré la llave de mi prisión

y empece a ser lo que yo era

hasta que descubrí la gran ilusión


No había dueño ni esclavo,

no es verdad ni es mentira,

no estamos atados sino libres,

no vivimos sino soñamos.



Imposible limitar lo infinito,

No era una recta sino un circulo

Tan solo un punto que se proyectaba

Tan solo una onda que se expandía



Ya no estaba separada,

Pero tampoco seguía unida

Ya no era fruto ni árbol

Ahora tan solo semilla


De la unión de dos opuestos,

Antes protegida y oculta,

Ahora salía de la tierra

Sabiendo que fue ella quien me dio la vida



Con cada gota que me inundaba

Con cada sol que me alumbraba

No tenia que preocuparme

Todo me alimentaba


Parecía no tener sentido,

a veces subía y a veces bajaba,

hasta que un día pude comprender

que desde mi centro me expandía


A través de mis verdes hojas

la muerte yo absorbía

para transformarla en mi interior

y devolver mi nueva energía


El ciclo se repetía

la semilla de nuevo crecía

Y aun sin prisa por aprender

Nuevas lecciones recibía


En miles de trozos cortada

mientras el fuego me consumía

Vida que se convirtió en cenizas

De nuevo a mi Ser volvería



Planeta que fue estrella

Estrella que se transforma en un nuevo mundo

Mundo que sera universo



Ciclos dentro de ciclos

Ruedas fuera de ruedas

Nada empieza ni termina

Todo crece y transciende

Todo vibra y armoniza.



De pensar pasó a creer,

Y sus creencias le cegaron,

Ahora crea con el corazón,

Y lo que siente refleja,

Transformando cada emoción,

En un nuevo pensamiento




Conectadas nuestras almas, unido nuestro espíritu

Todo esta en silencio, todo esta en quietud

Cuando un nuevo latido comienza, una nueva vida nace

Y esa nota lo despierta, con el aire comienza a volar

No hay comentarios:

Publicar un comentario