2 ene. 2011

Abstrahere


-         Has cambiado mucho en muy poco tiempo.
-         No, en realidad he estado cambiando durante años, más tiempo del que puedas imaginar, pero llegó un momento que ya no quería que estuviese sólo dentro de mí y quise que me entendieses, que pudieses ver lo que yo siento…
-         Pero no sé, antes eras de una manera muy diferente, ahora pareces otra persona.
-         No, en realidad yo sé que he cambiado, pero no para ser otra persona, si no para ser más yo, me he estado conociendo, sabiendo lo que quiero, lo que soy, y algunas cosas no coinciden con lo que era, pero porque antes no era yo.
-         ¿Y ahora ya sabes como eres?
-         Claro que no, sigo sin ser yo, sigo sin saber como soy, cada vez tengo más dudas, pero voy teniendo más claro como NO soy, estoy destruyendo lo que no forma parte de mí, lo que no quiero, no lo que no pienso… pero son muchas cosas, y es muy difícil.
-         Vale, tú cambias, pero me parece que estás tratando de cambiarme a mí también, que vea las cosas como tú…
-         Pero yo no quiero que pienses como yo, que te diga algo y sólo me digas estoy de acuerdo, para mí no significa nada. Quiero que me escuches pero sepas capaz de entender porque digo algo, que es lo que me ha llevado a pensar así, que lo cuestiones, porque lo cuestiono hasta yo misma, no tengo claro lo que es mejor o peor para mí como para saber lo que va a ser mejor para ti!
-         Ya, pero yo creo que si algo está bien no hay porque cambiarlo, que si está así es por algo, y cambiarlo puede ser para peor. Para que arriesgarse…
-         ¿Y que importa si es mejor o peor? No soy capaz de imaginar eso, de momento no me hace falta, porque lo que me importa es acabar con algo que no viene de mí, después intentaría que fuese mejor por supuesto, no sé si lo conseguiría, pero sí se que sería algo propio, y con eso bastaría.
-         No se, tu lo dices todo muy bonito pero yo tengo los pies en la tierra, y se que sin dinero no se puede hacer nada, así que estoy limitado en todo que hago.
-         ¿Pero y en lo que piensas también? ¿No crees que el problema no es que no seas capaz de hacer lo que quieras si no que no eres capaz tan siquiera de imaginarlo? Ese es el primer paso, está en nuestra mente. Desde que nacemos nos manipulan, nos aturden, nos hacen creer tantas cosas que al final hace que el conjunto no tenga sentido, porque son incluso contradictorias. Yo creo que cada uno tiene que elegir su moral, no puede ser la impuesta, venga de donde venga, somos nosotros y sólo nosotros los que tenemos que decidir si algo está bien o mal.
-         Pero volvemos a lo mismo, no puedes hacerlo, porque si robas algo aunque creas que está bien vas a la cárcel o te multan…
-         Claro, en la vida real tienes que saber que estás dentro de un juego, hay reglas, que no has puesto tú, pero para seguir participando tienes que conocerlas para saber las consecuencias, somos responsables de nuestras acciones, si hacemos trampas sabemos que está la posibilidad de que echen del juego o automáticamente pierdas. Pero podemos decidir como vamos a jugar, si queremos hacerlo, cuales son nuestros objetivos, no siempre se trata de llegar el primero a la meta, sobre todo porque la meta que está marcada para todos fue creada por alguien, puede no ser nuestra verdadera meta. Que todos jueguen igual no quiere decir que sea la mejor manera, ni que tú tengas que imitarlos.
-         Todo lo que dices es muy abstracto, pero ya te digo que luego en la realidad no se puede hacer nada sin dinero, y no puedes incumplir las leyes, sería un caos si todos lo hiciesen.
-         Buff, que te olvides del dinero, te olvides de las demás personas, no te estoy hablando de utopías. La realidad hay que aceptarla vale, pero por un momento piensa sólo en ti mismo. Reflexiona sobre lo que quieres y lo que tienes, y por favor que no sean cosas materiales.
-         Ya, la salud y el amor son más importantes, pero aún así lo que necesito es tener un sitio donde vivir, comer, vestirme y todo eso, y para ello necesito dinero, para conseguir dinero necesito trabajar, da igual lo que piense. Estoy atado al sistema.
-         Pero que eso ya es otro asunto…
-         Pues entonces no se a que te refieres.
-         Que analices lo que sientes, lo que quieres… Imagínate poder borrar todo en lo que no estás de acuerdo, comenzar a escribir en una hoja en blanco.
-         Pero como haces eso, por ejemplo ¿?
-         Pues no sé, mira nuestra relación, las normas escritas en ese contrato invisible que hemos aceptado, piensa si realmente las has puesto tú, las he puesto yo, o las aceptamos porque es lo que hace todo el mundo, es lo “normal”. Cuestiona si es lo que realmente quieres. Puedes imaginar romper todas esas reglas y empezar de cero, escribir solo lo que tú quieres.
-         Pero es que no depende sólo de mí, una pareja son dos, no se puede hacer todo lo que uno quiere.
-         Exacto, una pareja son dos, y son sólo esas dos personas las que tienen derecho a decidir lo que quieren, que normas quieren cumplir. No tiene que intervenir nadie ni nada más. Y cuando obedeces a patrones externos eso ya no se cumple. Quiero que te imagines que puedes quitar todo eso de tu mente, déjalo en blanco, y escribe las normas solo que tú quieras cumplir.
-         Ya, pero no puedo, porque uno no puede hacer todo lo que quiere si la otra persona no lo acepta.
-         Bueno, pero lo primero será que tú tengas claro lo que quieres, como yo tengo claro lo que yo quiero, y ver en cosas nos ponemos de acuerdo. Es muy importante la sinceridad con uno mismo, porque a veces nos engañamos y ni lo sabemos, creemos estar haciendo lo correcto pero ni siquiera nos hemos planteado qué es lo correcto. Y al engañarnos a nosotros también estamos engañando a la otra persona, cuando más duran las mentiras más daño hacen. Si confías en la otra persona es porque hay sinceridad, o al menos debería haberla, y yo sólo quiero ser sincera contigo, con lo que pienso, con lo que siento… Y cómo mucho aspiro a que me comprendas, que puedas entender mi punto de vista, pero no quiero que ese sea el tuyo, que lo copies o que te lo creas tan siquiera, eso es imposible y tampoco es lo que quiero… 
-       Trato de entenderte...pero no es fácil, no sé a donde quieres llegar ¿?
-         No se a donde quiero llegar, no se a donde quiero ir a parar, solo se lo que no quiero, y a veces ni eso... Todo es muy dificil de entender lo sé... Tal vez no puedes forzar dos piezas de un puzzle para que encajen, aunque lo intentes, si son muy distintas de primeras las puedes romper. Pero a veces parece que encajan, o queremos creer que son perfectas la una para la otra, pero si esa pieza no va ahi cuando levantes el puzzles se va a separar. Entonces sabes que estabas haciendo mal el puzzle. Sólo quiero hacer bien mi puzzle, encajar conmigo misma. Soy muy complicada, lo sé y lo siento... pero yo soy abstrahere. 

5 comentarios:

  1. "No, en realidad yo sé que he cambiado, pero no para ser otra persona, si no para ser más yo"

    Muy bueno. En lugar de seguir abortando ideas podrías colgarlas todas acá. Puede haber gente a la que le guste.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Gracias! Sip, tengo que ir recuperando cosas en vez de abandonarlas jeje pero el tiempo...Aún no soy dueña de mi total y absoluto tiempo, pero bueno, está cerca...espero...
    Todo es creatividad.. si si...me lo he inventado todo...cualquier parecido con la realidad es pura casualidad... ;) jaja

    ResponderEliminar
  4. -No, en realidad yo sé que he cambiado, pero no para ser otra persona, si no para ser más yo, me he estado conociendo, sabiendo lo que quiero, lo que soy, y algunas cosas no coinciden con lo que era, pero porque antes no era yo.
    -¿Y ahora ya sabes como eres?
    -Claro que no, sigo sin ser yo, sigo sin saber como soy, cada vez tengo más dudas, pero voy teniendo más claro como NO soy, estoy destruyendo lo que no forma parte de mí, lo que no quiero, no lo que no pienso… pero son muchas cosas, y es muy difícil.

    Creo que me quedo con este. Este el trocito de conversación, que en cualquier momento, saldría de nuestras bocas, si nos encontráramos tomando café en algún bar. Me recuerda tanto a mi...
    En cuanto al aborto de ideas...me resulta conocido. Soy de los que sin saber como ni cuando, se le ocurre una idea. Una idea que podría llegar a ser buena y bien hago como tu, en apuntar todo cuanto pueda salir de ella. Pero al final..ahí se queda, en tan solo una idea, a medio desarrollar, con la esperanza de que algún día se convierta en algo. El caso es, que desde hace un tiempo, ando luchando por ese algo, por eso quiero decirte, que tras leer esto, lo intentes tu también. Quien sabe, quizá algún día nuestros textos, aparezcan escritos en nuestra manos, cubiertos por una dura capa con una linda portada.
    Un saludo!!
    Pd: me encanta lo que escribes, como lo haces y como me da la sensación que eres. ;)

    ResponderEliminar
  5. Gracias :) Yo lucho por hacer lo que me gusta, por que llegue el dia en que cada segundo del dia solo me pertenezca a mi y yo decida emplearlo en lo que quiera, no pretendo ser ni siquiera buena en nada porque todo lo que me lleve tiempo lo abandono, a parte que lo que mas me gusta hacer es lo que no se, lo nuevo. Tampoco me importa en absoluto que mis "trabajos" lleguen a ser conocido/valorado... Me importa expresarme como quiera y que transmita algo aunque sea a pocas personas ;) Y lo de la portada es facil de hacer, de pequeña escribia cuentos y los encuadernaba yo misma, para mi tiene mas valor algo artesanal que industrial (y eso que me he dedicado al diseño industrial, por eso lo dijo! jeje)

    ResponderEliminar